Ir al contenido principal

10 Tips para mejorar tu perfil de LinkedIn


Independientemente de si estás buscando trabajo o no, LinkedIn es una plataforma profesional que no debes descuidar. Tu perfil en esta red social puede abrirte puertas a oportunidades que no imaginabas. 

Por Yaneris Michel


Cuando LinkedIn comenzó a funcionar, mucha gente la veía como otra "tediosa red social" más. Hoy en día, su popularidad ha crecido hasta ser una muy reputable fuente de información y conexión profesional. 

En Estados Unidos, es uno de los principales espacios donde las empresas reclutadoras buscan candidatos. Sin embargo, en países como el nuestro, muchos profesionales apenas están empezando a entender cómo usarlo y explotar su potencial.

Si aún no tienes un perfil en Linkedin, es tiempo de que lo abras. Y si ya lo tienes, ¿cuándo fue la última vez que lo actualizaste? Un buen perfil de LinkedIn es una excelente carta de presentación y te pone en la mira de empresas no sólo a nivel nacional sino también internacional. 

Aquí algunos tips que debes tomar en cuenta:

1- Coloca una foto profesional
Nada de fotos borrosas, de cuando fuiste a alguna fiesta o en un lugar no apropiado. Tu foto de LinkedIn debe ser el mismo tipo de foto que usarías si te llamaran para un artículo en la revista Forbes. Para ello no necesitas invertir mucho dinero. Maquíllate, péinate y vístete como para una reunión importante y dirígete a cualquier estudio fotográfico donde hagan fotos para documentos. En lugar de imprimir la foto, pídeles que te las envíen por correo o que te la graben en una memoria USB y colócala en tu perfil. 

2- Redacta una buena y breve descripción de tí misma
No se trata de escribir tu biografía. En la descripción de Linkedin, lo ideal es que escribas un pequeño texto que refleje tu personalidad. Mi fórmula favorita es la siguiente: Un párrafo sobre quien eres y lo que estás haciendo en este momento, un párrafo sobre lo que refleje lo que has aprendido en tus años de trabajo -como una especie de moraleja- y las experiencias o sueños que te faltan por lograr, y un párrafo donde hables de tus hobbies y algunos gustos personales -tipo en mi tiempo libre me gusta leer, viajar, etc. 3 párrafos, no más. Ahhh y escribe en primera persona, que no parezca que alguien más escribió tu descripción.

3- Coloca tu experiencia en la parte superior
Linkedin te permite organizar las diferentes secciones de tu perfil en el orden que quieras. Coloca tu experiencia laboral en la parte superior, pues es lo que los empleadores andan buscando. Para nadie es relevante saber dónde hiciste la escuela primaria. 

4- Describe cada posición
Con cada experiencia que agregues, tómate el tiempo de redactar una descripción. Puedes enumerar tus funciones usando "bullets", e incluso añadir logros o premios alcanzados por tí o tu departamento. 

5- Mantén el toque personal
Que sea un perfil profesional no quiere decir que debas copiar tu curriculum tal cual o utilizar un estilo totalmente formal en tus descripciones. Linkedin sigue siendo una red social donde las personas buscan "conectar", por tanto puedes añadirle un poco de humor profesional a tu perfil, permitiéndole a los demás conocer un poco de tus valores y lo que te apasiona. 

6- Utiliza fotos
Varias de las secciones del perfil de Linkedin también te permiten añadir fotos que demuestren lo que haces o lo que has hecho. En la sección de experiencia laboral por ejemplo, si eres vendedora de cualquier cosa, puedes hacerte una foto mostrándole algo a un cliente; si haces postres, hazte una foto decorando tus postres, etc. En la sección sobre estudios, puedes agregar fotos de diplomas o certificaciones que hayas obtenido. 

7- Comparte información útil
Actualiza tu estatus con información relevante para quienes te siguen. Pueden ser artículos interesantes o tips propios que puedan ayudar a los demás en su desempeño profesional, pero que al mismo tiempo demuestren que eres una experta en el área en la que te desenvuelves. OJO: Procura que todos tus posts sean temas laborales o relacionados, para chistes y memes está el Facebook. 

8-Aumenta tus conexiones
Utiliza las sugerencias de conexiones que te ofrece Linkedin para agregar personas que se muevan en tu círculo o en el círculo de tus amigos. Evita agregar personas que no conoces o con las que no tengas ningún tipo de conexión. Si no están conectados de alguna manera pero te interesa seguir a dicha persona por motivos profesionales, escríbele un breve mensaje indicando tu interés en colaborar. 

9- ¿Hablas otros idiomas?
Linkedin cuenta con un apartado especial para que indiques si hablas otros idiomas. Este apartado es muy importante ya que facilita la búsqueda a los reclutadores que necesitan candidatos que puedan interactuar con diferentes públicos y mercados.  

10- Recomienda y pide recomendaciones
Utiliza la función de recomendaciones para dar recomendaciones honestas sobre las personas en tu red. Personas con las que hayas trabajado anteriormente o colaborado de alguna manera, y cuya ética profesional puedas corroborar. Pide a otros que hagan lo mismo por ti. 

Espero que estos diez tips te sean útiles para comenzar a sacarle provecho a tu perfil de LinkedIn. Si quieres más tips o asesoría personalizada me puedes escribir a finaenlaoficina@gmail.com  


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cabello corto - 5 cosas que debes considerar antes de cortarlo

¿Te mueres por llevar el cabello corto pero aún no te has atrevido a dar el paso? En este artículo te comparto algunos tips a tomar en cuenta para prepararte y sacarle el mejor partido.  Lo primero que quiero proponerte es este ‘checklist’ para que realmente tomes una decisión consciente y atinada.  1- Conoce tu textura No quieras engañarte a ti misma pretendiendo llevar un corte de cabello que viste en una revista a una chica con un tipo de cabello completamente diferente al tuyo. Busca referencias con propuestas que se asemejen más a tu textura: si tienes el cabello rizo, super lacio, crespo, ondulado, etc.  2- Considera tu estilo de vida y posibilidades Analiza cómo mantendrás el corte que deseas. ¿Necesitas ir al salón todo el tiempo para arreglarlo? ¿Necesitas productos químicos para cambiar tu textura? ¿Te tiñes el cabello? A veces el cabello corto requiere mantenimiento más regularmente, y eso puede implicar más gastos de salón o productos.  3- Elige un profesional especializado

No le pongas tiempo al éxito

Por Yaneris Michel Obviamente la frase no me la inventé yo. La he visto por ahí de muchas maneras distintas. Sin embargo, hoy en día mucha gente parece seguir el mismo modelo de éxito, como si el éxito fuera algo "one size", ¡no lo es! Particularmente las mujeres nos enfocamos (y nos enfrascamos) mucho en el factor tiempo, y en lo que consideramos o considera la sociedad que debe ser el tiempo para hacer las cosas. Terminar la universidad en equis período de tiempo, luego hacer una maestría, casarse, tener los hijos... etcétera. Pero hoy en día a eso también se le suma convertirte en una empresaria/emprendedora/girlboss/influencer/gurú... tú ponle el nombre que te parezca. Crear una marca personal, volverte famosa, reconocida, etc. Demasiadas cosas y expectativas a la vez.  Por cosas de la vida, (gracias a Dios, y no porque yo lo haya querido así), a mí me ha tocado cambiar muchas veces mis "tiempos" y "expectativas". Tanto que la vida

"Puro denim" para el trabajo

  Si como yo eres una chica a la que le encanta usar denim en pantalones, chaquetas, camisas, vestidos...¡Todo! Pero te cohibes de usarlo para trabajar, estos looks te pueden hacer cambiar de opinión.  Vestido jean (denim) La primera pieza que puedes considerar es un vestido jean, pero no uno cualquiera. Pienso que para trabajar, la clave está en que sea uno de un largo adecuado -cerca de las rodillas-, y con mangas. Tampoco debe tener un escote muy pronunciado o ir muy apretado.  Este ejemplo es perfecto. Un vestido con dichas características lo puedes llevar en el trabajo adornado con un cinturón o una pañoleta al cuello.  Denim sobre denim El segundo estilo que puedes considerar es el famoso "denim on denim", que consiste en llevar piezas de jean tanto arriba como abajo. Es una tendencia que nunca pasa de moda, aunque yo lo prefiero para un look de viernes o una ocasión un poco más informal.  Puedes combinarlo con una pieza neutral de por medio, como una camisa blanca. O p