Ir al contenido principal

10 Tips para mejorar tu perfil de LinkedIn


Independientemente de si estás buscando trabajo o no, LinkedIn es una plataforma profesional que no debes descuidar. Tu perfil en esta red social puede abrirte puertas a oportunidades que no imaginabas. 

Por Yaneris Michel


Cuando LinkedIn comenzó a funcionar, mucha gente la veía como otra "tediosa red social" más. Hoy en día, su popularidad ha crecido hasta ser una muy reputable fuente de información y conexión profesional. 

En Estados Unidos, es uno de los principales espacios donde las empresas reclutadoras buscan candidatos. Sin embargo, en países como el nuestro, muchos profesionales apenas están empezando a entender cómo usarlo y explotar su potencial.

Si aún no tienes un perfil en Linkedin, es tiempo de que lo abras. Y si ya lo tienes, ¿cuándo fue la última vez que lo actualizaste? Un buen perfil de LinkedIn es una excelente carta de presentación y te pone en la mira de empresas no sólo a nivel nacional sino también internacional. 

Aquí algunos tips que debes tomar en cuenta:

1- Coloca una foto profesional
Nada de fotos borrosas, de cuando fuiste a alguna fiesta o en un lugar no apropiado. Tu foto de LinkedIn debe ser el mismo tipo de foto que usarías si te llamaran para un artículo en la revista Forbes. Para ello no necesitas invertir mucho dinero. Maquíllate, péinate y vístete como para una reunión importante y dirígete a cualquier estudio fotográfico donde hagan fotos para documentos. En lugar de imprimir la foto, pídeles que te las envíen por correo o que te la graben en una memoria USB y colócala en tu perfil. 

2- Redacta una buena y breve descripción de tí misma
No se trata de escribir tu biografía. En la descripción de Linkedin, lo ideal es que escribas un pequeño texto que refleje tu personalidad. Mi fórmula favorita es la siguiente: Un párrafo sobre quien eres y lo que estás haciendo en este momento, un párrafo sobre lo que refleje lo que has aprendido en tus años de trabajo -como una especie de moraleja- y las experiencias o sueños que te faltan por lograr, y un párrafo donde hables de tus hobbies y algunos gustos personales -tipo en mi tiempo libre me gusta leer, viajar, etc. 3 párrafos, no más. Ahhh y escribe en primera persona, que no parezca que alguien más escribió tu descripción.

3- Coloca tu experiencia en la parte superior
Linkedin te permite organizar las diferentes secciones de tu perfil en el orden que quieras. Coloca tu experiencia laboral en la parte superior, pues es lo que los empleadores andan buscando. Para nadie es relevante saber dónde hiciste la escuela primaria. 

4- Describe cada posición
Con cada experiencia que agregues, tómate el tiempo de redactar una descripción. Puedes enumerar tus funciones usando "bullets", e incluso añadir logros o premios alcanzados por tí o tu departamento. 

5- Mantén el toque personal
Que sea un perfil profesional no quiere decir que debas copiar tu curriculum tal cual o utilizar un estilo totalmente formal en tus descripciones. Linkedin sigue siendo una red social donde las personas buscan "conectar", por tanto puedes añadirle un poco de humor profesional a tu perfil, permitiéndole a los demás conocer un poco de tus valores y lo que te apasiona. 

6- Utiliza fotos
Varias de las secciones del perfil de Linkedin también te permiten añadir fotos que demuestren lo que haces o lo que has hecho. En la sección de experiencia laboral por ejemplo, si eres vendedora de cualquier cosa, puedes hacerte una foto mostrándole algo a un cliente; si haces postres, hazte una foto decorando tus postres, etc. En la sección sobre estudios, puedes agregar fotos de diplomas o certificaciones que hayas obtenido. 

7- Comparte información útil
Actualiza tu estatus con información relevante para quienes te siguen. Pueden ser artículos interesantes o tips propios que puedan ayudar a los demás en su desempeño profesional, pero que al mismo tiempo demuestren que eres una experta en el área en la que te desenvuelves. OJO: Procura que todos tus posts sean temas laborales o relacionados, para chistes y memes está el Facebook. 

8-Aumenta tus conexiones
Utiliza las sugerencias de conexiones que te ofrece Linkedin para agregar personas que se muevan en tu círculo o en el círculo de tus amigos. Evita agregar personas que no conoces o con las que no tengas ningún tipo de conexión. Si no están conectados de alguna manera pero te interesa seguir a dicha persona por motivos profesionales, escríbele un breve mensaje indicando tu interés en colaborar. 

9- ¿Hablas otros idiomas?
Linkedin cuenta con un apartado especial para que indiques si hablas otros idiomas. Este apartado es muy importante ya que facilita la búsqueda a los reclutadores que necesitan candidatos que puedan interactuar con diferentes públicos y mercados.  

10- Recomienda y pide recomendaciones
Utiliza la función de recomendaciones para dar recomendaciones honestas sobre las personas en tu red. Personas con las que hayas trabajado anteriormente o colaborado de alguna manera, y cuya ética profesional puedas corroborar. Pide a otros que hagan lo mismo por ti. 

Espero que estos diez tips te sean útiles para comenzar a sacarle provecho a tu perfil de LinkedIn. Si quieres más tips o asesoría personalizada me puedes escribir a finaenlaoficina@gmail.com  


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tips para vencer la dependencia emocional (hacia el trabajo)

Por Yaneris Michel


No sólo porque estamos en el mes del amor y la amistad quería compartir con ustedes este tema. Se me ocurrió porque a lo largo de mi carrera he podido notar que algunas personas no sólo crean dependencia emocional atada a otro ser humano, sino que también muchas desarrollan una dependencia emocional (si se le puede llamar así) de su trabajo. 
Más allá de que el trabajo es necesario para ganar dinero, para aprender, para crecer, para relacionarse con otros, se da el caso también de quienes intentan llenar los vacíos emocionales de su vida refugiándose en trabajar exhaustivamente. Si este es el caso de alguien que conoces, o el tuyo, entonces querida amiga tengo que decirte que no es un hábito saludable. 
Por supuesto, no soy psicóloga ni experta en estos temas ni mucho menos. Así que, como siempre decidí leer algunos artículos para hacerles un resumen de tips que me parecieron importantes resaltar y relacionarlos con la manera en que trabajamos o nos manejamos como prof…

Retomando Proyectos: 3 Acciones para volver a enfocarte

El 2020 se está yendo sin que nos demos cuenta. Ha sido un año duro, que nos trastornó todos los planes y nos dejó por mucho tiempo sin saber qué hacer. ¿Cómo vuelvo ahora a reenfocarme? ¿Cómo retomo los proyectos y metas que dejé de lado? Hoy comparto contigo, como siempre, lo que me está funcionando a mí. 

Si estás suscrita a mi newsletter quizás recordarás que decidí hacer un “reset” en Julio. Recomenzar mi año a mitad de año, y quizás volver a plantearme un par de cosas y metas que aún me interesa lograr pese a lo convulso que ha sido el 2020. 
He decidido tomarme mi tiempo e ir con calma y sin prisa, como en todo lo que hago. Y concluí que estas son las tres acciones que debo tomar para poder volver a retomar mis proyectos:

¡No esperes Enero! 4 pasos para planear mejor tu año desde ya

Todo en la vida es cuestión de ensayo y error. Tengo que admitir que en los últimos años he estado mejorando mis hábitos en cuanto a productividad para lograr más y crear mejores hábitos. 
Recientemente me puse a mirar mi agenda y repasar las metas que me propuse a principios de año. No las tenía olvidadas, pero en ningún momento hice una de esas revisiones de las que hablan los expertos y coaches que saben de alcanzar propósitos. 
Mi conclusión fue que me puse demasiadas metas (10 personales y 10 respecto a Fina en la Oficina como proyecto). De las personales logré cumplir un 50% y de las de Fina, sólo un 10%. 
¿Cuál fue el fallo? No ser realista. Así que para el 2020 decidí no esperar a enero y comenzar mi preparación para tener un mejor año desde ya. Esto es lo que estaré haciendo antes de que el año termine: 
1- Anotar todo a lo que necesito dedicar tiempo
Hace unos meses me di cuenta que uno de mis mayores errores era escribir largas listas de pendientes cada día. Ponía de 5 a 10 cosa…