Ir al contenido principal

¿Para qué me sirvió un mapa de sueños?



A principios del 2019 decidí hacer mi primer mapa de sueños o “vision board”. Es lo que todo el mundo está haciendo todos los días, ¿no? Honestamente no tenía expectativas muy altas sobre su efectividad, pero este fue el resultado: 

Es divertido
No soy la persona más dada a hacer manualidades, pero de vez en cuando disfruto hacer labores de “recorta y pega” y recordar mis días de colegio. Un mapa de sueños es algo así. Además, me encantan las revistas y las sigo comprando pero luego no sé qué hacer con ellas, así que usarlas para hacer un mapa de sueños me pareció una idea genial. 

Para hacerlo, comencé viendo este video y este video en Youtube. No me pareció algo complicado, pero como ahora hay quienes cobran por enseñar a hacerlo, quise investigar un poco por si acaso me estaba perdiendo algunos “pasos científicos”. 

Te sugiero que hagas lo mismo y encuentres la técnica que más te guste de entre las miles de  opciones que hay en Youtube y los artículos que puedes encontrar en internet. 

Es un buen punto de partida

Un mapa de sueños puede ser un buen punto de partida para establecer tus metas del año. Para mí esta es una de sus razones principales, pero no lo entendí hasta mediados de año. Resulta que antes de hacer dicho mapa de sueños, ya yo había escrito una larga lista de metas personales y profesionales. Tenía unas 20 en mi cuaderno, pero luego me di cuenta que en el vision board no deberías tener más de 5 o 6, sobre todo si lo proyectas al plazo de un año. 

Luego de descubrir esto, mi recomendación es quizás hacerlo al revés. Comenzar haciendo una lista corta de tus metas más importantes, unas 5 o 6, y plasmar sólo éstas en tu mapa de sueños. Entonces a partir de allí escribir la lista de acciones que te ayudarán a conseguirlas.

Si sientes que se te quedan muchas más cosas, que quisieras lograr, quizás sea más conveniente que hagas una proyección a largo plazo, considerando un período de 2 o tres años.  

Hacer esto te ayudará a mantenerte realista y enfocada, esforzándote por hacer menos cosas pero lograrlas todas. 

Da una gran satisfacción

Al final, esto fue lo que más disfruté de mi mapa de sueños. 

Honestamente, no hice muchas de las cosas que recomiendan los “profetas” de mapas de sueños: como ponerlo en un lugar visible, revisarlo todos los días, ni hacer declaraciones todos los días sobre las metas que deseaba lograr. “Ain’t nobody got time for that!” o al menos yo no tengo tiempo para eso. 

Sin embargo, de vez en cuando me topaba con él cada vez que estaba limpiando o buscando papeles en el escritorio. 

Entonces, en Diciembre, viendo que el año rápidamente ya llegaba a su fin, me senté sin muchas expectativas para revisar todas esas cosas que había recortado y pegado 11 meses antes y en ese momento descubrí la magia. 

No logré todo, pero ver lo que sí logré me dió un gran sentimiento de satisfacción y orgullo. Ese impulso extra que te lleva a pensar que si lo puedes visualizar, lo puedes lograr. 

Para mí esta emoción no tiene precio. Y es probablemente la única razón por la que pienso hacer mi segundo mapa de sueños en el 2020. 

¡Participa en nuestro live!



El próximo domingo 19 de enero, a las 10AM (Santo Domingo) 9AM (Nueva York), tendré un live desde mi cuenta de Instagram junto a Jenniffer Rosa. Jenniffer tiene una perspectiva muy interesante sobre los vision boards, y cómo hacerlos a largo plazo, dividiéndolo en períodos para lograr resultados más efectivos. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡No esperes Enero! 4 pasos para planear mejor tu año desde ya

Todo en la vida es cuestión de ensayo y error. Tengo que admitir que en los últimos años he estado mejorando mis hábitos en cuanto a productividad para lograr más y crear mejores hábitos. 
Recientemente me puse a mirar mi agenda y repasar las metas que me propuse a principios de año. No las tenía olvidadas, pero en ningún momento hice una de esas revisiones de las que hablan los expertos y coaches que saben de alcanzar propósitos. 
Mi conclusión fue que me puse demasiadas metas (10 personales y 10 respecto a Fina en la Oficina como proyecto). De las personales logré cumplir un 50% y de las de Fina, sólo un 10%. 
¿Cuál fue el fallo? No ser realista. Así que para el 2020 decidí no esperar a enero y comenzar mi preparación para tener un mejor año desde ya. Esto es lo que estaré haciendo antes de que el año termine: 
1- Anotar todo a lo que necesito dedicar tiempo
Hace unos meses me di cuenta que uno de mis mayores errores era escribir largas listas de pendientes cada día. Ponía de 5 a 10 cosa…

Fina en la Maternidad - Parte 2: Las Etapas Más Difíciles

El pasado viernes, hice un Instagram LIVE junto a la diseñadora, periodista y profesora de modas, Verónica Lora*. Verónica y yo somos amigas desde hace años. Yo no tengo hijos, mientras que Vero es madre de dos hermosas niñas, así que quién mejor que ella como experta para compartir sus recomendaciones para las madres que quieren estar cómodas sin perder su estilo. 
Lamentablemente no pudimos guardar el live en video, así que prometí hacerles un resumen de todo lo que hablamos. La primera parte la puedes leer aquí. Y aquí les traigo la segunda parte en donde hablamos sobre las cosas que más afectan nuestro estilo durante el embarazo.   “Piensa fuera de la caja”
Como dicen los americanos "think outside the box", es decir, que si quieres alternativas más modernas para romper con el clásico estilo de embarazada y la anticuada ropa de maternidad, tienes que pensar de forma más creativa. 
Una opción que discutimos Verónica y yo durante el live, es que una opción ideal para ir a la of…