Ir al contenido principal

4 Claves para vestir "negro sobre negro"

Si te encanta vestir de negro pero no quieres que parezca que vas de luto, te recomiendo 4 ideas para hacer tu look negro-sobre-negro lucir más creativo. 

Por Yaneris Michel

Tengo muchas amigas a las que les gusta vestir de negro. Y es que claro, el negro es el color más elegante y a todo el mundo le sienta bien. Sin embargo, a veces es difícil hacer que no se vea monótono tu estilo cuando sólo vistes de negro. Por eso decidí compartir con ustedes estos consejitos. 

Para este post me inspiré en las celebridades sobre la alfombra roja de la reciente edición de los Golden Globes. Las chicas decidieron vestir de negro en señal de protesta contra la desigualdad laboral, el acoso sexual y la discriminación contra las mujeres, como parte de la campaña #TimeIsUp.

No hay dudas de que estas celebridades junto a su equipo de estilistas y diseñadores de moda supieron sacarle el mejor partido al color negro, luciendo vestidos espectaculares bajo la misma tonalidad.

¿Por qué no traducir eso a la vida real? ¿Cómo hacer de vestir de negro algo divertido y no sólo elegante? Estas son algunas de mis claves: 


Mezcla texturas. Si te fijas, tanto la falda como la blusa que lleva esta chica cuentan con texturas interesantes. Las texturas hacen que aunque el tono siga siendo el mismo, las piezas luzcan diferentes. También puedes dar el toque final con un accesorio que añada una pizca de color, como sus zapatillas. 


Complementa con accesorios. En el ejemplo de arriba puedes ver que esta chica ama los accesorios. Imagina su look sin ellos y verás qué tan importante son para marcar la diferencia. 

  

Atrévete con las transparencias. Si tienes una cita después del trabajo o quizás vas a una fiesta, una pieza con cierto nivel de transparencia también añade un toque de sofisticación a un look negro. 


También estampados. Al igual que las texturas, los estampados ayudan a crear un contraste visual. Lo mismo que los cortes asimétricos como en el caso de esta falda.

¿Qué opinas? ¿Cuáles son tus trucos a la hora de vestir de negro?
  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tips para vencer la dependencia emocional (hacia el trabajo)

Por Yaneris Michel


No sólo porque estamos en el mes del amor y la amistad quería compartir con ustedes este tema. Se me ocurrió porque a lo largo de mi carrera he podido notar que algunas personas no sólo crean dependencia emocional atada a otro ser humano, sino que también muchas desarrollan una dependencia emocional (si se le puede llamar así) de su trabajo. 
Más allá de que el trabajo es necesario para ganar dinero, para aprender, para crecer, para relacionarse con otros, se da el caso también de quienes intentan llenar los vacíos emocionales de su vida refugiándose en trabajar exhaustivamente. Si este es el caso de alguien que conoces, o el tuyo, entonces querida amiga tengo que decirte que no es un hábito saludable. 
Por supuesto, no soy psicóloga ni experta en estos temas ni mucho menos. Así que, como siempre decidí leer algunos artículos para hacerles un resumen de tips que me parecieron importantes resaltar y relacionarlos con la manera en que trabajamos o nos manejamos como prof…

Retomando Proyectos: 3 Acciones para volver a enfocarte

El 2020 se está yendo sin que nos demos cuenta. Ha sido un año duro, que nos trastornó todos los planes y nos dejó por mucho tiempo sin saber qué hacer. ¿Cómo vuelvo ahora a reenfocarme? ¿Cómo retomo los proyectos y metas que dejé de lado? Hoy comparto contigo, como siempre, lo que me está funcionando a mí. 

Si estás suscrita a mi newsletter quizás recordarás que decidí hacer un “reset” en Julio. Recomenzar mi año a mitad de año, y quizás volver a plantearme un par de cosas y metas que aún me interesa lograr pese a lo convulso que ha sido el 2020. 
He decidido tomarme mi tiempo e ir con calma y sin prisa, como en todo lo que hago. Y concluí que estas son las tres acciones que debo tomar para poder volver a retomar mis proyectos:

¡No esperes Enero! 4 pasos para planear mejor tu año desde ya

Todo en la vida es cuestión de ensayo y error. Tengo que admitir que en los últimos años he estado mejorando mis hábitos en cuanto a productividad para lograr más y crear mejores hábitos. 
Recientemente me puse a mirar mi agenda y repasar las metas que me propuse a principios de año. No las tenía olvidadas, pero en ningún momento hice una de esas revisiones de las que hablan los expertos y coaches que saben de alcanzar propósitos. 
Mi conclusión fue que me puse demasiadas metas (10 personales y 10 respecto a Fina en la Oficina como proyecto). De las personales logré cumplir un 50% y de las de Fina, sólo un 10%. 
¿Cuál fue el fallo? No ser realista. Así que para el 2020 decidí no esperar a enero y comenzar mi preparación para tener un mejor año desde ya. Esto es lo que estaré haciendo antes de que el año termine: 
1- Anotar todo a lo que necesito dedicar tiempo
Hace unos meses me di cuenta que uno de mis mayores errores era escribir largas listas de pendientes cada día. Ponía de 5 a 10 cosa…