Ir al contenido principal

Fina en la Maternidad - Parte 2: Las Etapas Más Difíciles

El pasado viernes, hice un Instagram LIVE junto a la diseñadora, periodista y profesora de modas, Verónica Lora*. Verónica y yo somos amigas desde hace años. Yo no tengo hijos, mientras que Vero es madre de dos hermosas niñas, así que quién mejor que ella como experta para compartir sus recomendaciones para las madres que quieren estar cómodas sin perder su estilo. 

Lamentablemente no pudimos guardar el live en video, así que prometí hacerles un resumen de todo lo que hablamos. La primera parte la puedes leer aquí. Y aquí les traigo la segunda parte en donde hablamos sobre las cosas que más afectan nuestro estilo durante el embarazo.  
Se puede estar cómoda y Fina al mismo tiempo
“Piensa fuera de la caja”
Como dicen los americanos "think outside the box", es decir, que si quieres alternativas más modernas para romper con el clásico estilo de embarazada y la anticuada ropa de maternidad, tienes que pensar de forma más creativa. 

Una opción que discutimos Verónica y yo durante el live, es que una opción ideal para ir a la oficina, es usar camisas de hombre. ¡Mientras más grandes, más cómodas! “Las camisas de hombre tienen corte recto, por lo que no marcan la cintura y son perfectas para usar durante el embarazo, y para ir a la oficina”, decía Verónica. También puedes usar camisas de estilo acampanado. Úsalas con leggins, con tus pantalones de embarazo, jeans, etc. 

Otros de los favoritos de Verónica son los clásicos overalls. Según su experiencia, al estos ser ajustables a los lados y en el pecho, los puedes utilizar durante varios de los meses de embarazo. Además su forma ayuda a proporcionar un soporte extra para la pancita. 


Una seguidora nos preguntó, ¿qué hacer cuando has engordado demasiado, cuando se nota incluso en la espalda? En primer lugar, no entres en pánico. Es normal que durante el embarazo engordes y tendrás que aceptar que posiblemente necesites comprar tallas dos o tres veces más grande que lo que acostumbras. 



“Algunas mujeres tienen la suerte de que casi no engordan y durante casi todo el embarazo pueden seguir usando su ropa normal. A esas que Dios las bendiga, pero no es el caso de la mayoría de nosotras”, decía nuestra invitada entre risas. 

“En estos casos, tenemos la suerte de que ya la mayoría de las tiendas de fast fashion (moda rápida) cuentan con ropa de maternidad o con muchas opciones plus size, lindas y modernas”. 

Y sí, escuchaste bien, plus size. Hay quienes creen que por comprar una camisa XL o por comprar cualquier pieza de una talla que nunca habían usado, se están condenando así mismas a retener por siempre el sobrepeso ganado con el embarazo. Olvídate de tal idea y más bien aprovecha el hecho de que tienes muchísimas opciones a tu disposición y a precios módicos. Revisa los diferentes departamentos de tiendas como Forever21, H&M, Zara, etc. ¡Hasta el departamento de hombres!

Peor es andar incómoda o con ropa que obviamente no te sirve, se estruja por los lados y se ve fatal. 


Elige piezas que puedas combinar por varios meses de tu etapa de gestación. También, los vestidos y blusas con mangas “agua lluvia”, o las mangas que caen debajo de los hombros, así como los kimonos, ayudan a disimular el sobrepeso en los brazos. 


Cosa que debes entender #3: No te vuelvas loca comprando muchísima ropa para tu período de embarazo–aconseja Verónica. Recuerda que con cada nuevo trimestre tu cuerpo cambia, pero también recuerda que el embarazo no es para siempre, y puedes terminar gastando mucho dinero en cosas que luego no necesitarás. 

Sí es importante que inviertas en piezas funcionales para embarazadas, como brassiers, pues tus senos crecerán considerablemente y no es cómodo ni saludable que uses los mismos de siempre. 

También puedes comprar de las piezas que ayudan a ajustar los pantalones a medida que va creciendo tu panza. 

¿Y durante la lactancia?
Esta fue una muy buena pregunta que nos llegó gracias a nuestros amigos de la comunidad @ProlactarRD.

El período de lactancia es uno complicado, pero también es uno muy especial. Ya el bebé está aquí, luego de tanta espera, y necesitará que le dediques gran parte de tu tiempo por lo que no hay espacio para estar pensando en “qué me pongo” todos los días. Y si tu licencia de maternidad sólo cubre tres meses, mucho peor. Hará falta que seas aún más ágil al vestirte. 

“Para esta etapa lo mejor son las camisas, los botones al frente, botones de presión (los que se despegan), aberturas con zippers, etc. Piezas que te permitan rápidamente sacar el pecho, cuando sea y donde sea”, comentaba Verónica. Si haz aumentado de peso en las caderas y muslos, las faldas corte-A son una elegante opción para disimular y verte estupenda. 

No te olvides también de que necesitarás usar brassiers adecuados para la lactancia pues hacen más fácil el que puedas dar el seno. 

También puedes optar por blusas con escotes redondos o cuadrados, bajitos y con cierta elasticidad para que puedas “maniobrar” con facilidad. Nada muy rígido. O blusas bien flojas que te permitan subirlas con todo y brassier a la hora de amamantar.

También las tank tops, o blusas “de tiritos”, son muy prácticas en esta etapa, ya que les puedes colocar una chaqueta o un kimono por encima y usarlas día a día para ir a la oficina, y retirarlas fácilmente para amamantar u ordeñarte.  

Algo que te puede ayudar a vestir más rápido y perder menos tiempo es “editar tu clóset”, seleccionando sólo unas 20 o 25 piezas claves y combinables que puedas usar cada día, para ir al trabajo, sin mucha dificultad. En este post, te hablo al respecto

Procurar planificar siempre dos cambios de ropa, pues a veces después de cambiarte el bebé te puede "jugar sucio" y arruinar tu outfit :D

Cosa que debes aceptar #4: Un punto muy importante que Verónica quiso recalcar a las madres, es que no se ofusquen tanto por perder peso o volver a su peso “normal” inmediatamente después del embarazo. “Yo recomiendo sí vigilar lo que comes, pero no hacer dietas. Recuerda que tu bebé necesita todas las proteínas y nutrientes posibles que pueda extraer de tu cuerpo. Por mi experiencia le digo a las madres que deben entender que es probable que su cuerpo no comience a volver a la normalidad hasta dentro de un año aproximadamente. De hecho, mientras más amamantes mejor y más rápido el proceso”, cuenta Vero. 

Aquí te dejo algunas piezas que puedes comprar haciendo click en la foto: 

US$21- Un vestido como este es súper cómodo y también ayuda a disimular los brazos. Haz click para comprarlo

US$13- La camisa perfecta para después de dar a luz. Las rayas verticales alargan la figura, los bolsillos en el pecho ayudan a ocultar los pezones. Y los botones hacen más fácil el que puedas amamantar. Haz click para comprarla. 
US$14. -Esta camisa de cintura ancha, te puede servir en los primeros meses del embarazo y también tras dar a luz el escote te hará fácil amamantar. Además es una opción fresta. Haz click para comprar. 

Esperamos que estos consejos te sirvan para encontrar tu estilo y mientras enfrentas los cambios que atravesará tu cuerpo en esta etapa. 

Si te gustó este post, no te olvides suscribirte y seguirnos en las redes sociales. 

*Verónica Lora es egresada de la carrera de diseño de modas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), periodista egresada del Instituto Dominicano de Periodismo y docente de diseño de modas en el Instituto Técnico Superior Comunitario (ITSC). Docente del Diplomado en Periodismo de Moda de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM). Además ha sido periodista de moda para las revistas Oh! Magazine, Mujer Única y A La Moda.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡No esperes Enero! 4 pasos para planear mejor tu año desde ya

Todo en la vida es cuestión de ensayo y error. Tengo que admitir que en los últimos años he estado mejorando mis hábitos en cuanto a productividad para lograr más y crear mejores hábitos. 
Recientemente me puse a mirar mi agenda y repasar las metas que me propuse a principios de año. No las tenía olvidadas, pero en ningún momento hice una de esas revisiones de las que hablan los expertos y coaches que saben de alcanzar propósitos. 
Mi conclusión fue que me puse demasiadas metas (10 personales y 10 respecto a Fina en la Oficina como proyecto). De las personales logré cumplir un 50% y de las de Fina, sólo un 10%. 
¿Cuál fue el fallo? No ser realista. Así que para el 2020 decidí no esperar a enero y comenzar mi preparación para tener un mejor año desde ya. Esto es lo que estaré haciendo antes de que el año termine: 
1- Anotar todo a lo que necesito dedicar tiempo
Hace unos meses me di cuenta que uno de mis mayores errores era escribir largas listas de pendientes cada día. Ponía de 5 a 10 cosa…

Último trimestre: 5 hábitos para acercarte a lograr tus metas

Siempre te pasa lo mismo. Comienzas el año cargada de entusiasmo… ¡este año es! Pero pronto la rutina te arropa y te devuelve a tu zona de confort. ¡No más! Aprovecha este último trimestre para lograr lo que te has propuesto y comenzar nuevos hábitos que fortalezcan tu perseverancia. 

Por Yaneris Michel

Este artículo lo hice para revista Pandora hace unos dos años y me pareció súper útil compartirlo con mis chicas de Fina en la Oficina. 

Quizás no tengas tiempo de lograr todo lo que te has propuesto para el 2018, pero en los últimos tres meses del año aún puedes lograr muchas cosas. Recuerda que una de las mejores frases es "cualquier progreso, es progreso". Sea mucho o poco lo que logres desarrollar en este último trimestre, seguirá siendo un avance y un paso más cerca de lo que estabas ayer. Así que sigue estos consejos y ponte en marcha:

1. Revisa la lista
Antes que nada… ¿dónde está tu lista de metas? Si las anotaste en una pequeña libreta y las guardaste en una gaveta, ese f…

Limpieza Digital - Organiza y pon en orden tus herramientas de trabajo.

Si utilizas tu computadora personal y tu celular para trabajar en tu emprendimiento o en tus entradas extra de dinero, debes considerar hacer una limpieza digital de vez en cuando. 

Por Yaneris Michel

Como podrán imaginarse, todo el trabajo que estoy haciendo con Fina en la Oficina, lo hago desde mi computadora personal y celular. En mi caso, tengo una PC (no una Mac), por lo que pensé que esta información podría ser útil para otras usuarias de este tipo de equipos. 
Mi computadora últimamente ha estado un poco lente a la hora de realizar algunas tareas  sencillas. Es cierto que quizás ya es tiempo de pensar en comprarme una nueva, pero por el momento no es algo que tengo en mi presupuesto -y quien desea lograr metas, debe ajustarse a su presupuesto. Así que se me ocurrió mejor realizar una "limpieza digital" y ayudar un poco a la memoria de mi dispositivo.
Mi decisión fue acertada. Limpiar viejos archivos ayuda a mejorar el funcionamiento de tu PC. Además, de la misma manera en…