Ir al contenido principal

Tips para encontrar la camisa blanca perfecta

La camisa blanca es el básico que no debe faltar en el clóset de toda mujer. Revisando mi clóset a finales del año pasado, me di cuenta de que tengo muchas camisetas blancas pero no una camisa en dicho color. Así que decidí lanzarme a la búsqueda de la opción perfecta. Pero, ¿cómo encontrarla? Aquí comparto contigo algunos tips:


Examina la tela y elige según tu necesidad
Este es obviamente el paso más importante pues la tela determinará la durabilidad de tu camisa y su versatilidad. Al evaluar que tela elegir, deberás tener en cuenta el clima del país donde te encuentres. Por ejemplo, en República Dominicana lo ideal son opciones frescas en telas que respiren como el algodón 100%. O si estás en un país donde el clima es variable según la temporada, deberás decidir si prefieres comprar tu camisa para la temporada de verano, en una tela como lino por ejemplo; o para la temporada de otoño-invierno, quizás en una mezcla de algodón con lana. 

Procura que sea una tela que se sienta suave y flexible, que al moverla no se sienta muy acartonada. 

Busca una opción fácil de lavar y planchar
Esto también tiene mucho que ver con la tela. Si, como a mí, no te gusta planchar, puedes ahorrar un poco más y dedicar mayor presupuesto a buscar una camisa de esas “non-iron”, es decir, que no necesariamente requieren planchado. Éstas simplemente las lavas y las pones a secar en una percha y voilá, listas para usar. 

También puedes considerar comprarte una planchita de vapor, pues éstas te ayudan a planchar rápidamente una camisa sin necesidad de montar todo un aparataje con tabla de planchar y demás. 

Procura que el cuello sea firme
El cuello es una parte súper importante al elegir una buena camisa. Procura elegir una camisa de cuello firme, que se mantenga en su sitio y que no se vea desnivelado. Tampoco debe quedarte apretado pues a algunas personas, el roce con el cuello de la camisa puede causar picazón y alergias. 

Este artículo me gustó mucho y tiene algunos tips geniales referente al cuello de una camisa.


Qué entalle prefieres y cómo te gustaría usarla
Al elegir tu camisa es bueno tener claro también en cómo te gusta usar este tipo de prenda. Algunas chicas por ejemplo las prefieren bien entalladas y con pinzas que marquen perfectamente la silueta, además prefieren llevarlas por dentro de la falda o el pantalón. 
En mi caso es todo lo contrario, las prefiero holgadas y me encanta llevarlas por fuera con leggings o skinny jeans. Además suelo doblar las mangas estilo tres cuarto. 

En el primero de estos casos necesitarías una camisa tipo “Slim-fit” e incluso quizás necesites ajustarla con algún sastre para que quede perfectamente entallada a tu cuerpo. Ojo: No es lo mismo una camisa bien entallada que una camisa apretada. En ello radicará la diferencia entre un look elegante y otro totalmente fallido. Presta especial atención a la zona del busto, evitando que la tela entre los botones se estreche o se abra en esta área. 

En el caso de que prefieras una pieza más holgada, una camisa de entalle regular será tu opción. 


Atrévete con un corte diferente
Yo por el momento estoy buscando mi camisa básica. Pero si ya tienes la tuya, no está de más que tengas también una versión más creativa de la camisa blanca. Esta la puedes buscar más barata, según las tendencias de la temporada. 

Atrévete con detalles como las mangas tipo globo, botones grandes, péplum o un estilo cruzado al frente. Con esta camisa y cualquier pantalón o falda estampada lograrás un look elegante y a la vez creativo. 


No descartes las opciones masculinas
Hace unos años, tuve una compañera de trabajo que me confesó que todas sus camisas las compraba en la sección masculina y luego las llevaba a entallar con un sastre de ser necesario. Yo por supuesto comencé a aplicar su tip y definitivamente doy testimonio de que se suelen encontrar opciones bastante creativas cuando buscas en esta parte de tu tienda preferida. 

Definitivamente, este año he decidido trabajar en crear mi fondo de armario con piezas básicas que valgan la pena. Mi idea es invertir en buenas piezas reusables de calidad que me duren un buen tiempo y sean cómodas. Y luego de vez en cuando añadir una que otra pieza más barata según las tendencias del momento para darle dinamismo a mi clóset. 

Espero te hayan servido estos tips y te apuntes a la idea de comprar menos y mejor. Déjame tus comentarios debajo. 

Fotos via PopSugar.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tips para vencer la dependencia emocional (hacia el trabajo)

Por Yaneris Michel


No sólo porque estamos en el mes del amor y la amistad quería compartir con ustedes este tema. Se me ocurrió porque a lo largo de mi carrera he podido notar que algunas personas no sólo crean dependencia emocional atada a otro ser humano, sino que también muchas desarrollan una dependencia emocional (si se le puede llamar así) de su trabajo. 
Más allá de que el trabajo es necesario para ganar dinero, para aprender, para crecer, para relacionarse con otros, se da el caso también de quienes intentan llenar los vacíos emocionales de su vida refugiándose en trabajar exhaustivamente. Si este es el caso de alguien que conoces, o el tuyo, entonces querida amiga tengo que decirte que no es un hábito saludable. 
Por supuesto, no soy psicóloga ni experta en estos temas ni mucho menos. Así que, como siempre decidí leer algunos artículos para hacerles un resumen de tips que me parecieron importantes resaltar y relacionarlos con la manera en que trabajamos o nos manejamos como prof…

Retomando Proyectos: 3 Acciones para volver a enfocarte

El 2020 se está yendo sin que nos demos cuenta. Ha sido un año duro, que nos trastornó todos los planes y nos dejó por mucho tiempo sin saber qué hacer. ¿Cómo vuelvo ahora a reenfocarme? ¿Cómo retomo los proyectos y metas que dejé de lado? Hoy comparto contigo, como siempre, lo que me está funcionando a mí. 

Si estás suscrita a mi newsletter quizás recordarás que decidí hacer un “reset” en Julio. Recomenzar mi año a mitad de año, y quizás volver a plantearme un par de cosas y metas que aún me interesa lograr pese a lo convulso que ha sido el 2020. 
He decidido tomarme mi tiempo e ir con calma y sin prisa, como en todo lo que hago. Y concluí que estas son las tres acciones que debo tomar para poder volver a retomar mis proyectos:

¡No esperes Enero! 4 pasos para planear mejor tu año desde ya

Todo en la vida es cuestión de ensayo y error. Tengo que admitir que en los últimos años he estado mejorando mis hábitos en cuanto a productividad para lograr más y crear mejores hábitos. 
Recientemente me puse a mirar mi agenda y repasar las metas que me propuse a principios de año. No las tenía olvidadas, pero en ningún momento hice una de esas revisiones de las que hablan los expertos y coaches que saben de alcanzar propósitos. 
Mi conclusión fue que me puse demasiadas metas (10 personales y 10 respecto a Fina en la Oficina como proyecto). De las personales logré cumplir un 50% y de las de Fina, sólo un 10%. 
¿Cuál fue el fallo? No ser realista. Así que para el 2020 decidí no esperar a enero y comenzar mi preparación para tener un mejor año desde ya. Esto es lo que estaré haciendo antes de que el año termine: 
1- Anotar todo a lo que necesito dedicar tiempo
Hace unos meses me di cuenta que uno de mis mayores errores era escribir largas listas de pendientes cada día. Ponía de 5 a 10 cosa…