Ir al contenido principal

¿Cómo me organizo para trabajar en casa? Lee estos 6 Tips

Foto de daria.shevtsova/Pexels
Recientemente participé en un LIVE invitada por mi amiga Diana Suriel, y surgió el tema del trabajo desde casa, una realidad a la que hoy todas nos enfrentamos gracias al coronavirus. 

Como le conté a Diana, trabajar desde casa no es algo nuevo para mí. De hecho lo disfruto mucho. Duré un año trabajando desde casa como freelancer, y ahora que trabajo para una empresa con el beneficio de trabajar desde casa dos días a la semana. 

Se habla de que esto es el futuro y que todas las empresas deben prepararse para ofrecer esta posibilidad a sus empleados, primero porque está comprobado que los trabajadores de las generaciones Millennials y Z no quieren pasarse 8 horas diarias en una oficina los 5 días de la semana. Segundo, porque ayuda a reducir los costos de tener más empleados en la oficina al mismo tiempo. 

Sin embargo, no sólo las empresas en latinoamérica han descubierto que no están preparadas, también a los empleados les ha tomado por sorpresa y no todos logran adaptarse a la nueva situación. 

Si te sientes fuera de lugar trabajando desde casa, no sabes cómo organizar tu tiempo o te distraes mucho, te comparto los tips que me han funcionado basados en mi experiencia:

1. Organiza tu rutina
Trata de establecer horarios para levantarte y para comer, tal y como lo harías en la oficina. Posiblemente ahora que no tienes que trasladarte al trabajo puedes dormir un poco más, pero intenta despertar al menos media hora antes de sentarte a trabajar o con el tiempo suficiente para asearte, cambiarte y desayunarte propiamente. 

Respeta igualmente tu hora de almuerzo establecida y tu hora de salida. Si es necesario, pon una alarma media hora antes de terminar el día que te recuerde ir terminando los últimos pendientes de tu lista o colocar para el otro día lo que ya no habrá tiempo de terminar. 

2. Crea tu espacio
Una de las cosas más importantes al trabajar desde casa es poder crear un espacio. Idealmente uno que involucre un escritorio, una silla de trabajo y buena iluminación. Sin embargo, como la situación actual ha sorprendido a la mayoría, posiblemente estés trabajando desde la mesa del comedor. Si este es el caso, elige un lugar fijo en la mesa, preferiblemente cerca de una ventana donde te entre luz natural de frente o de lado. 

3. Organiza tu agenda
Quizás los primeros días de la cuarentena te sentiste tan desubicada que soltaste el hábito de llevar una agenda diaria. Pues es tiempo de que la retomes. No importa si te gusta hacerlo por escrito o de manera digital, lo importante es que puedas tener una idea de los pendientes que te gustaría resolver en la semana, lo que necesita prioridad y lo que se puede posponer. 

En mi caso trato de hacer una lista de la semana completa y luego reparto las acciones por día. Como me he dado cuenta de que no soy una persona de “mañanas”, trato de utilizar mis mañanas sólo para “ejecutar” y uso las tardes para coordinar reuniones y crear ideas. 

(Si te interesa, déjame un comentario y puedo dedicar un post a contarte cómo organizo mi día)


4. Aléjate del celular
Es quizás lo más IMPORTANTE. Estando en casa no nos da nada de vergüenza estar pegadas al celular todo el tiempo, cosa que posiblemente no haríamos en la oficina. 
El celular es como un hoyo negro del tiempo que si no te das cuenta consume horas valiosas. 
Yo tengo una política específica de uso del celular, la cual puedes ver en este post. Lo ideal es que te alejes del celular completamente en las horas que necesites dedicar exclusivamente a trabajar, por ejemplo de 10 a 12m y de 2 a 5 pm.  

5. Adelanta los quehaceres
La gran ventaja de estar en casa es que puedes aprovechar para adelantar algunos de los quehaceres del hogar durante el día. 

Yo por ejemplo trato de hacer lo siguiente: Si una reunión terminó 10 minutos antes de lo esperado, pongo la lavadora. Luego tiendo la ropa cuando termine mi siguiente tarea del trabajo. Al hacer esto, no sólo voy haciendo pequeñas tareas de la casa, también aprovecho para pararme y moverme un poco de la silla. 

6. Toma mucha agua
Ten siempre cercano un vaso o botella de agua. No sólo te ayudará a mantenerte hidratada sino que también te recordará que debes ir frecuentemente al baño, sobre todo en estos días en que estamos saliendo y caminando menos, pero estamos comiendo y pasando más tiempo en el sofá. 

Espero te sirvan estas recomendaciones. En mi próximo post, hablaré de tips que te ayuden a mantenerte saludable trabajando desde casa. 

Recuerda suscribirte a mi newsletter para recibir tips, recomendaciones y descuentos que te ayuden en tu desarrollo profesional. ¡Suscríbete aquí!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cabello corto - 5 cosas que debes considerar antes de cortarlo

¿Te mueres por llevar el cabello corto pero aún no te has atrevido a dar el paso? En este artículo te comparto algunos tips a tomar en cuenta para prepararte y sacarle el mejor partido.  Lo primero que quiero proponerte es este ‘checklist’ para que realmente tomes una decisión consciente y atinada.  1- Conoce tu textura No quieras engañarte a ti misma pretendiendo llevar un corte de cabello que viste en una revista a una chica con un tipo de cabello completamente diferente al tuyo. Busca referencias con propuestas que se asemejen más a tu textura: si tienes el cabello rizo, super lacio, crespo, ondulado, etc.  2- Considera tu estilo de vida y posibilidades Analiza cómo mantendrás el corte que deseas. ¿Necesitas ir al salón todo el tiempo para arreglarlo? ¿Necesitas productos químicos para cambiar tu textura? ¿Te tiñes el cabello? A veces el cabello corto requiere mantenimiento más regularmente, y eso puede implicar más gastos de salón o productos.  3- Elige un profesional especializado

No le pongas tiempo al éxito

Por Yaneris Michel Obviamente la frase no me la inventé yo. La he visto por ahí de muchas maneras distintas. Sin embargo, hoy en día mucha gente parece seguir el mismo modelo de éxito, como si el éxito fuera algo "one size", ¡no lo es! Particularmente las mujeres nos enfocamos (y nos enfrascamos) mucho en el factor tiempo, y en lo que consideramos o considera la sociedad que debe ser el tiempo para hacer las cosas. Terminar la universidad en equis período de tiempo, luego hacer una maestría, casarse, tener los hijos... etcétera. Pero hoy en día a eso también se le suma convertirte en una empresaria/emprendedora/girlboss/influencer/gurú... tú ponle el nombre que te parezca. Crear una marca personal, volverte famosa, reconocida, etc. Demasiadas cosas y expectativas a la vez.  Por cosas de la vida, (gracias a Dios, y no porque yo lo haya querido así), a mí me ha tocado cambiar muchas veces mis "tiempos" y "expectativas". Tanto que la vida

"Puro denim" para el trabajo

  Si como yo eres una chica a la que le encanta usar denim en pantalones, chaquetas, camisas, vestidos...¡Todo! Pero te cohibes de usarlo para trabajar, estos looks te pueden hacer cambiar de opinión.  Vestido jean (denim) La primera pieza que puedes considerar es un vestido jean, pero no uno cualquiera. Pienso que para trabajar, la clave está en que sea uno de un largo adecuado -cerca de las rodillas-, y con mangas. Tampoco debe tener un escote muy pronunciado o ir muy apretado.  Este ejemplo es perfecto. Un vestido con dichas características lo puedes llevar en el trabajo adornado con un cinturón o una pañoleta al cuello.  Denim sobre denim El segundo estilo que puedes considerar es el famoso "denim on denim", que consiste en llevar piezas de jean tanto arriba como abajo. Es una tendencia que nunca pasa de moda, aunque yo lo prefiero para un look de viernes o una ocasión un poco más informal.  Puedes combinarlo con una pieza neutral de por medio, como una camisa blanca. O p