Ir al contenido principal

Tips para vencer la dependencia emocional (hacia el trabajo)


Por Yaneris Michel


No sólo porque estamos en el mes del amor y la amistad quería compartir con ustedes este tema. Se me ocurrió porque a lo largo de mi carrera he podido notar que algunas personas no sólo crean dependencia emocional atada a otro ser humano, sino que también muchas desarrollan una dependencia emocional (si se le puede llamar así) de su trabajo. 

Más allá de que el trabajo es necesario para ganar dinero, para aprender, para crecer, para relacionarse con otros, se da el caso también de quienes intentan llenar los vacíos emocionales de su vida refugiándose en trabajar exhaustivamente. Si este es el caso de alguien que conoces, o el tuyo, entonces querida amiga tengo que decirte que no es un hábito saludable. 

Por supuesto, no soy psicóloga ni experta en estos temas ni mucho menos. Así que, como siempre decidí leer algunos artículos para hacerles un resumen de tips que me parecieron importantes resaltar y relacionarlos con la manera en que trabajamos o nos manejamos como profesionales. 

1- Pasa tiempo contigo




Trabajar es importante, pero descansar también lo es. Tanto para tu cuerpo como para tu mente. Trabajar horas extras, no tomar vacaciones, no tomar tiempo para tener un almuerzo decente y disfrutar la comida, no son hábitos saludables. Es cierto que en algunas empresas no toman en cuenta lo negativo que son estas cosas para sus empleados, pero también es cierto que a veces somos nosotras mismas quienes nos envolvemos en esa cultura de trabajar sin parar. Otras personas se quedan horas extras porque en su casa “no tienen nada que hacer”, o existen situaciones que no quieren afrontar. Cuando esto pasa, estás refugiándote en el trabajo para evadir tales situaciones. 

Lo ideal es que trabajes el tiempo justo y que tomes tiempo para ti. Para disfrutar tu vida contigo. Leer un libro, caminar, juntarte con alguna amiga, etc. Descubrir que no todo en la vida es trabajar, de lo contrario podrías verte en una situación depresiva si algún día te llegara a faltar empleo por cualquier razón. 

2- Acéptate como eres




Esto va más en el plano personal pero también se puede transferir al plano laboral. Es importante que conozcas tus capacidades, pero también tus limitaciones. Que puedas entender por qué reaccionas de una u otra manera. Cuando tienes tu personalidad y defectos claros, no te afectan las opiniones de los demás, ni siquiera de tu jef@. Y también desarrollas la capacidad para aceptar tus equivocaciones y buscar maneras de crecer y ser mejor. 

3- Aprende a decir NO


Uffff… Súper importante en nuestro quehacer profesional es aprender a decir NO. A decir NO voy a hacer algo que va en contra de mis valores, NO voy a hacer lo que el otro quiera sólo porque sí, NO me voy a cargar con trabajo que humanamente supera mi capacidad, NO voy a sacrificar el tiempo de mi familia… Y una larga lista de NOs que a veces nos cuesta decir aunque queramos. Lograrlo requiere práctica, pues una cosa es ser cooperadora y estar dispuesta a ayudar a tu equipo y a tu empresa, pero es muy diferente cuando la desorganización hace que tareas innecesarias afecten tu vida. 

4- Busca la felicidad en ti


Uno de los mejores consejos que me dio mi madre cuando conseguí mi primer trabajo fue que no me atara a ninguna empresa. Me dijo: “Cuando sientas que tienes que irte vete. Cuando encuentres nuevas y mejores oportunidades, vete. Ningún empleado es imprescindible y los jefes cuando quieren salir de ti no les vale nada tu fidelidad”. Y es así. La felicidad no está en una posición ni en un título, como no te la dará una pareja o tener dinero. La felicidad está en ti y en que puedas gozar de un estado mental saludable. Disfrutar cada parte de tu vida en su justa medida. Recuerda que de nada te sirve ganar fama y dinero si al final no puedes disfrutarlo. 

Espero que te sirvan de mucho estos tips. Me puedes contar en los comentarios o en las redes (@FinaenlaOficina) tu opinión o experiencia. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Para qué me sirvió un mapa de sueños?

A principios del 2019 decidí hacer mi primer mapa de sueños o “vision board”. Es lo que todo el mundo está haciendo todos los días, ¿no? Honestamente no tenía expectativas muy altas sobre su efectividad, pero este fue el resultado: 
Es divertido No soy la persona más dada a hacer manualidades, pero de vez en cuando disfruto hacer labores de “recorta y pega” y recordar mis días de colegio. Un mapa de sueños es algo así. Además, me encantan las revistas y las sigo comprando pero luego no sé qué hacer con ellas, así que usarlas para hacer un mapa de sueños me pareció una idea genial. 
Para hacerlo, comencé viendo este video y este video en Youtube. No me pareció algo complicado, pero como ahora hay quienes cobran por enseñar a hacerlo, quise investigar un poco por si acaso me estaba perdiendo algunos “pasos científicos”. 
Te sugiero que hagas lo mismo y encuentres la técnica que más te guste de entre las miles de  opciones que hay en Youtube y los artículos que puedes encontrar en internet. 

¡No esperes Enero! 4 pasos para planear mejor tu año desde ya

Todo en la vida es cuestión de ensayo y error. Tengo que admitir que en los últimos años he estado mejorando mis hábitos en cuanto a productividad para lograr más y crear mejores hábitos. 
Recientemente me puse a mirar mi agenda y repasar las metas que me propuse a principios de año. No las tenía olvidadas, pero en ningún momento hice una de esas revisiones de las que hablan los expertos y coaches que saben de alcanzar propósitos. 
Mi conclusión fue que me puse demasiadas metas (10 personales y 10 respecto a Fina en la Oficina como proyecto). De las personales logré cumplir un 50% y de las de Fina, sólo un 10%. 
¿Cuál fue el fallo? No ser realista. Así que para el 2020 decidí no esperar a enero y comenzar mi preparación para tener un mejor año desde ya. Esto es lo que estaré haciendo antes de que el año termine: 
1- Anotar todo a lo que necesito dedicar tiempo
Hace unos meses me di cuenta que uno de mis mayores errores era escribir largas listas de pendientes cada día. Ponía de 5 a 10 cosa…

Fina en la Maternidad - Parte 2: Las Etapas Más Difíciles

El pasado viernes, hice un Instagram LIVE junto a la diseñadora, periodista y profesora de modas, Verónica Lora*. Verónica y yo somos amigas desde hace años. Yo no tengo hijos, mientras que Vero es madre de dos hermosas niñas, así que quién mejor que ella como experta para compartir sus recomendaciones para las madres que quieren estar cómodas sin perder su estilo. 
Lamentablemente no pudimos guardar el live en video, así que prometí hacerles un resumen de todo lo que hablamos. La primera parte la puedes leer aquí. Y aquí les traigo la segunda parte en donde hablamos sobre las cosas que más afectan nuestro estilo durante el embarazo.   “Piensa fuera de la caja”
Como dicen los americanos "think outside the box", es decir, que si quieres alternativas más modernas para romper con el clásico estilo de embarazada y la anticuada ropa de maternidad, tienes que pensar de forma más creativa. 
Una opción que discutimos Verónica y yo durante el live, es que una opción ideal para ir a la of…