Ir al contenido principal

5 Tips para cuidar tu salud trabajando desde casa

Photo by Ekaterina Bolovtsova from Pexels

En mi último post te compartí Cómo me organizo para trabajar desde casa. Sin embargo, no sólo lograr el ambiente adecuado es importante para sacar el mayor provecho y adaptarte a la nueva situación. También existen ciertas medidas que debes tomar en cuenta para que el trabajar en casa no afecte tu salud mental ni física. 

Por eso quise escribir esta especie de continuación del post anterior donde te explico ciertas cosas que me ayudan cada día a mantenerme en óptimas condiciones.  

1. Empieza el día enfocándote y despejando la mente

Como dije en el post anterior es súper importante que sueltes el celular de vez en cuando, pero sobre todo recomiendo que comiences el día evitándolo cuando abras los ojos. En lugar de llenarte la cabeza con cadenas de whatsapp, noticias trágicas o influencers haciendo challenges en Instagram; inicia tu mañana con este pequeño ejercicio:

  • Haz al menos 5 respiraciones profundas
  • Estira el cuello, los hombros y los brazos mediante ejercicios de rotación. 
  • Da gracias por el nuevo día, reza o medita. 
  • Piensa en las cosas que sabes que tienes que hacer este día, y las que te gustaría lograr si tienes tiempo. 

Parece mucho, pero con al menos 10 minutos que dediques a esto, tus mañanas se volverán menos abrumadoras. 

2. Preocúpate por la iluminación y tu silla de trabajo
Generalmente las oficinas cuentan con mobiliario e iluminación específicamente diseñados para trabajar durante largas horas, pero es muy probable que en la casa no cuentes con las mismas opciones. 

En casa, recomiendo destinar un espacio específico para trabajar durante este tiempo. Así este espacio te ayudará a separar mentalmente las horas y el espacio de trabajo, de las horas y los espacios de descanso. 

Además de esto, trata de que en ese espacio de trabajo recibas suficiente luz natural. Que la luz quede frente a ti o de lado, nunca de espaldas para que no se refleje en la pantalla del computador. 

Y si tu silla no es una silla de trabajo ergonómica, es muy importante que revises tu postura mientras trabajas. Tus rodillas deben permanecer en un ángulo de 90 grados, coloca libros o revistas viejas debajo de tus pies si es necesario. También flexion las rodillas y estira las piernas de vez en cuando. Y procura descansar los codos sobre la mesa cuando estés escribiendo. 

3. Descansa los ojos
De la mano del punto anterior, es súper importante que cuides tus ojos. La mala iluminación, las largas horas ininterrumpidas ante la computadora y el mantener los ojos fijos en un punto, pueden convertirse en causa de agotamiento visual, síndrome del ojo seco, o hasta dolores de cabeza y migrañas. 

Si notas estos síntomas, nuevamente revisa que tengas la iluminación adecuada o ajusta el brillo de tu pantalla si es necesario. También descansa tus ojos cada hora o cada dos horas haciendo lo siguiente:

  • Tomando pausas de 10 minutos cada hora. 
  • Cerrando los ojos por 20 segundos de vez en cuando. 
  • Haciendo ejercicios de rotar los ojos hacia ambos lados o hacia arriba y abajo unas 3 veces al día.  

Release The Charm!

4. Vigila los snacks
Quien pueda decir que no está comiendo de más en estos días tiene toda mi admiración. Ya sea por la ansiedad, porque no tenemos otro sitio dónde ir que a la cocina o por el cúmulo de snacks que tenemos en la casa, “picar algo” constantemente se ha vuelto un deporte. 

En mi caso, ni siquiera estoy intentando evitar hacerlo, pero lo que sí me funciona es tener en casa snacks más saludables. Entre mis opciones favoritas están las nueces (maní, almendras o “cashews”) las cuales pongo en un pequeño bowl en mi escritorio. También me gusta tener chocolate amargo, pop-corn o galletas de avena. 

De vez en cuando hago el famoso pan de guineo con ingredientes más saludables como harina de avena, aceite de coco y miel en lugar de azúcar. O guardo frutas picadas en un bowl en la nevera. 

5. Muévete y estira los músculos
Es uno de los puntos más importantes. Intenta hacer estiramientos varias veces al día para mover tus músculos y relajar las articulaciones. 

Estos son algunos ejemplos de ejercicios que puedes hacer en un tiempo corto o hasta sentada en tu escritorio. Procura practicarlos no sólo durante la cuarentena, sino también incorporándolos a tu futuro modo de trabajar.


¿Qué otras cosas estás haciendo para mantenerte en salud? Cuéntame en los comentarios. 

Recuerda suscribirte a mi newsletter para que no te pierdas más tips para acompañar tu desarrollo profesional. ¡Suscríbete aquí!


Comentarios

Entradas populares de este blog

No le pongas tiempo al éxito

Por Yaneris Michel Obviamente la frase no me la inventé yo. La he visto por ahí de muchas maneras distintas. Sin embargo, hoy en día mucha gente parece seguir el mismo modelo de éxito, como si el éxito fuera algo "one size", ¡no lo es! Particularmente las mujeres nos enfocamos (y nos enfrascamos) mucho en el factor tiempo, y en lo que consideramos o considera la sociedad que debe ser el tiempo para hacer las cosas. Terminar la universidad en equis período de tiempo, luego hacer una maestría, casarse, tener los hijos... etcétera. Pero hoy en día a eso también se le suma convertirte en una empresaria/emprendedora/girlboss/influencer/gurú... tú ponle el nombre que te parezca. Crear una marca personal, volverte famosa, reconocida, etc. Demasiadas cosas y expectativas a la vez.  Por cosas de la vida, (gracias a Dios, y no porque yo lo haya querido así), a mí me ha tocado cambiar muchas veces mis "tiempos" y "expectativas". Tanto que la vida

7 Consejos que te ayudarán en tu carrera

Este post lo escribí originalmente en inglés para otro proyecto. Sin embargo, me pareció una buena idea compartirlo con mis chicas finas que están terminando la universidad o iniciando su carrera profesional.  Son 7 consejos que me daría a mí misma hace 12 años, espero que los acojas y los pongas en práctica para triunfar en tu carrera.  1. Date a respetar y no comprometas tu integridad Sea que inicies tu primer trabajo o comiences una pasantía, es importante que aprendas a defender tus valores y establecer lo que no estás dispuesta a comprometer. Cosas como tu honestidad, tu tiempo con tu familia, entre otros. Una cosa es trabajar duro, estar dispuesta a dar la milla extra y aprender disciplina, responsabilidad y trabajo bajo presión; y otra cosa muy diferente es la explotación. Algunas empresas y personas se aprovechan de los pasantes para explotarlos o acosarlos, y es muy importante que sepas la diferencia para que puedas defenderte y decir NO con propiedad y respeto.

3 Tendencias para llevar de la oficina a la fiesta esta Navidad

En esta época navideña en la que tu agenda está llena de eventos sociales y de trabajo, presume tu estilo con estas tendencias perfectas para llevar del trabajo a la fiesta.